¿Cada cuánto hay que regar en invierno? Consejos para cuidar tus plantas en los meses de frío

En invierno todo cambia: la temperatura, la intensidad y el número de horas de luz y, en consecuencia, la fisiología y el metabolismo de las plantas. Pero ¿Cuánto hay que regar en invierno a nuestras plantas?

En épocas de frío, las plantas que tenemos en casa no crecen tanto o tan rápido como antes, incluso aunque tengamos calefacción. Por lo tanto, las preocupaciones deben cambiar un poco, de lo contrario podríamos poner a nuestras plantas en peligro.

De este modo, también nosotros debemos cambiar nuestros hábitos de riego tanto de las plantas del jardín como de las del interior de la casa.

Esto es lo que hay que tener en cuenta durante los próximos meses, hasta que llegue la primavera.

El riego en las plantas

frecuencia riego invierno

El riego es la actividad de jardinería más complicada, especialmente cuando llega el invierno. La tierra permanece húmeda durante más tiempo y puede ser difícil saber cuándo es el momento de regar nuevamente. Las plantas están en reposo, lo que significa que solo realizan las funciones más importantes para sobrevivir, como respirar. Nosotros, sus cuidadores, debemos respetar sus ciclos y su ritmo para que su salud no se resienta. Por suerte en invierno no tenemos que preocuparnos por las plagas de insectos, pero sí de no «ahogar» a nuestras plantas.

Menos calor significa también menos transpiración de las hojas y menos necesidades de agua. Por lo tanto, un exceso de riego daría lugar al estancamiento del agua o exceso de sales minerales en el suelo con los consecuentes amarilleos y pérdida de hojas.

¿Un truco que no falla? A partir de octubre, reduce el riego a los únicos momentos en que el suelo esté completamente seco.

Pasos y consejos para regar en invierno

cuánto regar en invierno
  • Introduce en la tierra un palo de madera o un dedo: si durante la extracción salen con bastante tierra adherida, no regaremos, ya que significa que todavía estará húmeda.
  • Cava un poco en la maceta: si vemos la tierra de un negro mucho más oscuro o si la notamos fresca o húmeda, no es momento de regar.
  • Utiliza un medidor de humedad digital: una vez introducido en el suelo, indicará automáticamente el grado de humedad. Para hacerlo más útil, recomendamos introducirlo en diferentes zonas (más cerca de la planta, más lejos…).
  • Pesar la maceta una vez regada y después de unos días: el suelo húmedo pesa más que el suelo seco, por lo que esta diferencia de peso puede servir como una guía para saber cuándo regar. (este truco es especialmente eficaz para saber cuándo regar kokedamas)
  • Una vez que verifiquemos que nuestra planta realmente necesita agua, regaremos nuestra plantas. Intenta que el agua no esté excesivamente fría. La mayoría de plantas de interior son tropicales y necesitan temperaturas templadas.

Ahora regaremos conscientemente, hasta que salga el agua de los orificios de drenaje. Finalmente, esperaremos unos diez minutos y quitaremos el agua sobrante del plato. De este modo, evitaremos que se pudran las raíces.

Frecuencia: cada cuánto regar las plantas en invierno

No hay una regla que se pueda aplicar a todas las plantas, pero en general tendrás que usar cantidades muy pequeñas de agua, humedecer solo el sustrato y no dejar agua en el platillo.

Plantas de exterior

regar en invierno

En el jardín si hay un sistema de riego, es preferible ponerlo en reposo y realizar riegos esporádicos manualmente, ya que se corre el riesgo de que se congelen las tuberías.
Riega durante las horas más cálidas del día, en las horas más frías, de hecho, la temperatura desciende y el agua helada puede provocar la congelación de las raíces.
Para las especies de floración temprana o las plantas de hoja perenne que continúan su actividad vegetativa aunque se ralentice, distribuir aproximadamente medio litro de agua cada 5-6 días.

Plantas de interior

En cuanto a las plantas de interior, vivir dentro de nuestras casas hace que se vean afectadas por la calefacción doméstica y una atmósfera bastante seca que deshidrata no solo el suelo de las macetas, sino también las hojas. Por eso conviene rociar las hojas con agua a temperatura ambiente una vez a la semana o incluso usar un humidificador. ¿Quieres saber cuáles son las plantas de interior más fáciles de cuidar? Lee nuestro artículo.

Un truco para saber cuándo hay que regar las plantas

Si tienes dudas sobre lo húmeda que está la tierra de una maceta intenta aplastar con dos dedos la tierra cerca del cuello de la planta, si sale un poco de agua significa que no necesita riego: En cambio,si notas que está seca al tacto, puedes regarla, siempre con moderación.

Recuerda que…

  • La razón por la que debe cuidar las plantas de interior con más atención durante la temporada de invierno también está relacionada con las diferentes etapas de crecimiento de las plantas.
  • Cuando los días se vuelven más cortos y hay mucha menos luz, las plantas ralentizan su crecimiento o lo detienen por completo. Este fenómeno se puede observar bien con plantas de jardín, pero también se aplica a casi todas las plantas de interior.
  • Un buen sustrato que retenga la huemedad debe regarse cada muy poco tiempo.

¿Quieres ver más artículos como este? Suscríbete a nuestra Newsletter mensual:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.