Cultivar tomates en maceta

Cultivar tomates en maceta es muy fácil si seguimos una serie de pautas. ¿Qué necesitamos para cultivar tomates en maceta? Es muy fácil: una maceta o macetas bien grandes, mucho sol y mucha agua. Pero un elemento es clave si vamos a cultivarlos en maceta y no en terreno: el abonado… Vamos a daros cuatro sencillas pautas para cultivar tomates en vuestras macetas:

Sol y agua, fundamentales para cultivar tomates en maceta

Las tomateras requieren de al menos 6-7 horas de sol y los tomates que se cultivan en maceta no iban a ser menos (si son más horas, muchísimo mejor) y riegos profundos y espaciados. En maceta, la tierra se seca antes, por lo que tendremos que regar más.

Cuidado con el tamaño de la maceta

Si vamos a cultivar tomates en maceta, hay algo que debemos tener muy claro desde el principio: las raíces del tomate necesitan mucho espacio. 15 litros de sustrato es lo mínimo en variedades de mata baja y 20 en las de mata alta.

Abonar a menudo

Para abonar las plantas de tomate en maceta se puede usar humus de lombriz aplicándolo cada 15 días o mensualmente; guano en polvo y/o líquido o cualquier otra clase de abono ecológico.

La poda y el entutorado

Tanto si cultivamos en maceta como si lo hacemos en suelo, el entutorado esiImportante si nuestras tomateras son de porte indeterminado (Mata alta); en caso contrario no es necesario entutorar ni podar. Estos chupones que quitamos a la tomatera, los podemos aprovechar y enraizarlos para tener nuevas plantas de tomate en solo 15 días. Aquí tenéis un post muy interesante para aprender sobre la poda de los tomates.

¿A qué esperas para cultivar tus propios tomates?

¡Puedes consultar aquí nuestras variedades de la Troje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.